×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

4 Platillos Navideños típicos en Nuevo León y sus recetas

Elva Pérez Elva Pérez - SENIOR STAFF WRITER FOR MONTERREY SECRETO

Platillos Navideños de Nuevo León

La tradición de cenar en casa para Navidad está presente casi en todos los hogares mexicanos. Sin embargo, la cena cambia un poco de región a región, y estos son los platillos Navideños típicos en una cena navideña nuevoleonesa.

A pesar de que la limitante de hacer grandes fiestas sigue en pie por Covid-19, la mayoría de las familias han decidido quedarse en casa para celebrar Navidad dentro del calor y la seguridad del hogar.

En muchas ocasiones las familias enteras participan en la preparación de lo que se cena en Navidad, y es por eso que nosotros te contamos cuáles son los platillos tradicionales y cómo prepararlos.

 

Platillos Navideños en Nuevo León

1. Pavo Horneado

A pesar de que la cena navideña con el pavo o guajolote al horno es una tradición que se popularizó hace apenas unos 30 años, éste ya es protagonista en la lista de los platillos Navideños en la mayoría del país.

Este platillo se incluyó tratando de emular la festividad del Thanksgiving Day de Estados Unidos, según el historiador Héctor Jaime Treviño.

En muchos otros estados se cena pavo de Navidad. Sin embargo, la receta cambia un poco también según la región o el estado. La tradicional de Nuevo León es la siguiente:

Receta:

  • 4 Kilos de pavo
  • 300 gr de mantequilla
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 2 naranjas
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cebollas blancas
  • 2 hojas de laurel fresco
  • 250 gr de tocino
  • sal
  • pimienta
  • 750 ml de sidra de manzana
  • 150 gr de nuez de la india
  • 1 rama de romero
  • 3 tomates guaje
  • 1 lt de caldo de pollo

Primero, precalentar el horno a 220 grados centígrados, mezclar la mantequilla blanda con sal, pimienta, aceite de oliva, el jugo y ralladura de las naranjas y el ajo finamente picado.

Sazonar la cavidad del pavo con sal, pimienta y laurel, cortar las cebollas a la mitad y rellenar el pavo con ellas. Después meter tres cuartas partes de la mantequilla entre la carne y la piel del pavo en el área de las pechugas. Untar el resto por fuera del pavo.

Salpimentar la piel de pavo por el lado de las pechugas y bañar con un poco de aceite de oliva para después hornear por 20 minutos a 220 grados centígrados; sacar del horno, bañar con el jugo que ha soltado.

Bajar la temperatura a 190 grados centígrados; cubrir las pechugas con el tocino y volver a hornear 30 minutos por cada kilo de pavo; una vez fuera del horno dejar reposar dos horas.

Para la preparación del gravy es necesario dejar reposar el jugo que soltó el pavo y retirar el exceso de grasa, picar el tocino y la cebolla con las que se hornearon con el pavo, dorar en una sartén y agregar el tomate en cubos y el romero, añadir la sidra y hervir por seis minutos, añadir el caldo de pollo y el jugo del pavo.

Finalmente, hay que rectificar sazón, colar y servir y agregar nuez de la india picada.

2. Buñuelos

Los Buñuelos son discos crujientes espolvoreados con azúcar o bañados con un almíbar de piloncillo. Este postre fue traído por los españoles y adaptado para convertirlo en un postre de Navidad más mexicano.

Estamos seguros que muchos recuerdan a sus abuelitas o mamás preparándolos durante estas épocas del año, y en Nuevo León es el postre tradicional predilecto de la época navideña.

Son muy sencillos de elaborar, y aquí te decimos cómo.

Receta:

  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 cucharada de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de mantequilla ya derretida y a temperatura ambiente
  • Aprox. ¾ de taza de agua tibia
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Aprox. 2 tazas de aceite vegetal para freír los buñuelos
  • Azúcar para espolvorear
  • 3 ½ tazas de agua
  • 1 cono grande de piloncillo cerca de 12 oz.
  • 1 varita de canela
  • 6 guayabas
  •  de cucharadita de anís
  • ¼ de la cáscara de una naranja

Coloca la taza de agua y el piloncillo en una olla mediana; calienta a fuego medio-alto hasta que el piloncillo se disuelva y tome la consistencia como de caramelo líquido.

Añade el resto del agua, la canela, la guayaba, el anís y la cáscara de naranja y lleva a ebullición; cocina durante 6 minutos aprox., revuelve y hierve durante 4 minutos más.

Pon el jarabe resultante a un lado para utilizarlo como complemento para los buñuelos. Si lo deseas más espeso, déjalo que hierva a fuego lento hasta que logre la consistencia deseada.

En un tazón grande mezcla la harina, el polvo de hornear, 1 cucharada de azúcar y ½ cucharadita de sal.

Forma un hueco en el centro y agrega el huevo, la mantequilla derretida y la vainilla. Revuelve hasta que la mezcla dé la apariencia de pedacitos de avena.

Agrega el agua poco a poco (una cucharada a la vez) y amasa (por lo general menos de 5 minutos) hasta obtener una mezcla suave y lisa.

Cubre la masa con un paño o servilleta de cocina y deja reposar durante 30 minutos.

Toma un rodillo, un plato grande con una toalla de papel o bolsas de papel abiertas, harina extra para estirar las bolitas de masa, y una sartén grande con el aceite vegetal listo para el momento de empezar a freír los buñuelos.

Divide la masa en 12 bolitas y cúbrelas con una servilleta de cocina. Calienta ¾ de pulgada de aceite en el sartén grande.

Coloca una de las bolitas de masa en tu superficie de trabajo previamente enharinada y estírala con el rodillo. Aplana cada bolita hasta formar un círculo lo más delgado posible pero sin que se rompa.

Para darle ese estirón extra al buñuelo colócalo sobre una cazuela (o un tazón) invertida y cubierta con una servilleta de manta; y estira el buñuelo por los bordes con mucha delicadeza.

Fríe los buñuelos en aceite muy caliente hasta que estén dorados y crujientes. Coloca los buñuelos en un plato cubierto con toallas de papel para absorber el exceso de aceite.

Sírvelos calientes o a temperatura ambiente y espolvoréalos con azúcar.

3. Tamales Borrachos

Los tamales de cabeza eran antes de que el pavo llegara a nuestras mesas los protagonistas. En la preparación de este platillo fuerte participaba la familia entera, desde trabajar la carne del de cerdo hasta generar la masa de nixtamal.

Receta:

  • 1 cabeza de ajo
  • 1/4 cebollas
  • sal
  • 6 chiles guajillos, asado
  • 2 chiles anchos, asado
  • 5 chiles morita, asado
  • 1 jitomate guaje, asado
  • 3 dientes de ajo, asado
  • 1/2 cebollas, asado
  • 1 cucharada de comino
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 1 kilo de masa de maíz
  • 250 gramos de manteca de cerdo
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • 15 hojas para tamal

En una olla con agua cocinar la pierna de cerdo con el ajo, la cebolla, el tomillo y la sal hasta que la carne esté suave. Retira del caldo, enfría y deshebra. Reserva el caldo.

Para el adobo, licúa los chiles con el jitomate, el ajo, la cebolla, el comino, suficiente sal y un poco del caldo de cocción de la carne hasta obtener una salsa tersa. Cuela si es necesario.

En una ollita a fuego medio, calienta el aceite y vierte el adobo, cocina por 10 minutos a partir de que suelte el hervor. Incorpora la carne, sazona con sal y pimienta, cocina 5 minutos más. Retira y enfría.

Bate la masa de maíz con la manteca, la sal, el polvo para hornear y agrega poco a poco el caldo de la cocción de la carne conforme lo vaya pidiendo la masa. Continúa batiendo hasta que la masa esté suave y homogénea.

Coloca una cucharada de masa sobre una hoja de tamal previamente remojada en agua caliente, agrega un poco de carne y cubre con un poco más de masa. Cierra a manera de tamal y repite este paso con el resto de las hojas.

Cocina los tamales en una vaporera con agua caliente, alrededor de una hora. Deja reposar 10 minutos antes de servir.

 

4. Cabrito al pastor

Otra variante de plato fuerte era el cabrito al pastor, pues es más económico. Éste delicioso y tradicional platillo del norte es icono de identidad Regia y puede ser comprado o cocinado en casa también si es que tienes parrilla.

Receta:

  • Un cabrito de 4-6 kg
  • 10 leños de mezquite
  • 1 bolsa de carbón de 3kg
  • Aceite de Oliva
  • Sal de Mar (utilizar molinillo)
  • 1 recipiente para utilizar 20 litros de agua
  • 200 gramos de Sal de Mar entera

Colocaremos nuestro cabrito dentro del balde con los 20 litros de agua y los 200 gramos de sal de mar, para suavizar la carne antes de llevarla al fuego. Se dejará dentro del agua por 5 horas aproximadamente.

Secamos por ambos lados con papel o servilletas gruesas y aplicaremos aceite de oliva por ambos lados asegurándose que toda la superficie quede bien cubierta.

Ahora aplicaremos por ambos lados sal de mar utilizando un molinillo y llevaremos nuestro cabrito al asador, colocándolo a una altura de entre 20-25 cm de la superficie donde se agregara el carbón.

Se utilizará fuego lento de como que la superficie este este en 100-120 grados centígrados todo el tiempo. Se debe cuidar que no baje la temperatura de cocción y daremos vuelta al cabrito cada 45 minutos. En total serán 4 vueltas con un tiempo de 3 horas en total a fuego lento.

Comer y Beber